Τετάρτη, 31 Οκτωβρίου 2007

Dhammapada las enseñanzas de Buddha



El siguiente poema proviene de las enseñanzas del Buddha. Si bien, él -Gautama- no escribió nunca algún tipo de texto, sus discípulos recopilaron ésta sabiduría y la trasladaron a un compendio de escritos. Éstos fueron titulados literalmente “las tres canastas”:




EL NECIO

¡Qué larga es la noche del centinela!

¡Qué largo el camino del viajero cansado!

¡Qué larga la circulación de las vidas

para el necio que pierde este camino!

Si el viajero no puede encontrar

maestro o amigo que lo acompañe,

mejor es que viaje solo

y no en la compañía de un necio.

“¡Esta es mi familia, mi fortuna!”

Así se complica la vida el necio.

¿Cómo va a ser dueño de familia y fortuna

si no es siquiera dueño de sí mismo?

El tonto que sabe que es un tonto

no tiene mucho de tonto;

mas el tonto que se cree sabio

realmente está perdido.

¿ Acaso la cuchara prueba la sopa ?

Un necio puede vivir toda la vida

en la compañía de un maestro

sin comprender jamás el camino

Pero si has despertado ante tu maestro,

en un instante captarás este camino

como la lengua capta el sabor de la sopa.

El necio es el peor enemigo de de sí mismo:

sus malas obras producen amargos frutos.

¿Qué caso tiene hacer cosas

de las has de arrepentirte luego?

no es necesario vivir con tantas lágrimas

Haz sólo aquello que te haga bien,

que te dé felicidad y no remordimientos

¡Cólmate de alegres recompensas!

Por un momento los errores del necio

parecen buenos y dulces como la miel,

pero al final rinden frutos amargos.

Ya puede el necio por meses ayunar,

comiendo con la punta de una hojita;

de poco le vale junto al maestro

cuyo alimento es el camino.

Porque las malas acciones

como la leche recién ordeñada,

no se echan a perder en un momento.

Su malicia permanece latente

como el fuego en las cenizas.

Todo lo que el tonto aprende

lo vuelve menos y menos brillante.

El conocimiento le parte la cabeza.

Mas de inmedianto quiere reconocimiento

quiere tener un lugar de privilegio,

quiere premios y sitios de honor.

“ Que todo el mundo sepa quién soy,

que me busquen para dar un buen consejo”.

Éstos son sus vanos deseos…

Éste su estúpido orgullo.

Un camino lleva a la riqueza y la fama,

el otro camino a la realización.

Ten esto en cuenta el desapego,

no los aplausos de los demás.

Δεν υπάρχουν σχόλια: